miércoles, 12 de octubre de 2011

El tren Gandia-Dénia vuelve a empezar

Generalitat y Ministerio de Fomento firman, a un mes de las elecciones generales, un protocolo para impulsar el Tren de la Costa Valencia-Alicante, cuyo coste global es de 1.330 millones de euros. Las dos administraciones deciden que el Ministerio redactará el estudio informativo y la Generalitat el de viabilidad financiera, pero sin comprometer ninguna partida presupuestaria. Fomento “tendrá en cuenta” los estudios previos realizados por la Generalitat. El portavoz del Bloc en Oliva, David González, califica el acto de “tomadura de pelo”.

La consellera Bonig y el ministro Blanco, con alcaldes de municipios del litoral, en la firma del protocolo para la ejecución del Tren de la Costa, esta mañana en Valencia. / S.G. 

Nueva foto a propósito del tren Gandia-Dénia. El ministro de Fomento, José Blanco, y la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, han firmado hoy en Valencia, en poco más de un minuto, el protocolo de colaboración para impulsar el Tren de la Costa Valencia-Alicante, con los alcaldes de varios municipios implicados. 

Se trata de una mera distribución de competencias: establecer las relaciones entre el Ministerio de Fomento, la Generalitat y las entidades públicas ADIF, RENFE-Operadora y GTP para realizar los estudios técnicos y económicos necesarios. 

El Tren de la Costa entre Valencia y Alicante es la conexión ferroviaria de los municipios litorales de dicho ámbito territorial, Valencia-Gandia-Dénia-Benidorm-Alicante. 

El trazado Valencia-Cullera-Gandia forma parte de la red ferroviaria de interés general del Estado y se encuentra en funcionamiento en vía doble entre Valencia y Cullera, y en vía única entre Cullera y Gandia. 

Mientras, la futura infraestructura ferroviaria entre Gandia y Alicanse se desarrollará en los términos previstos en el protocolo.

Los informes se iniciarán en un plazo de 4 meses. De este modo, se realizarán estudios de demanda, rentabilidad y de previsión de tráficos, así como el estudio informativo previo a la redacción de proyectos. Para su realización, “se tendrán en cuenta” los estudios previos realizados por la Generalitat.

Respecto a la financiación, no se ha hablado de ninguna partida prespuestaria concreta, pero se ha acorado que los estudios informativos serán licitados y financiados por el Ministerio de Fomento, mientras que los estudios de demanda, rentabilidad, y previsión de tráficos los licitará y financiará la Comunitat Valenciana.

Las partes podrán convenir la creación de una sociedad mixta para la administración y explotación del nuevo corredor. 

Valoraciones
Tras la firma, la alcaldesa de Oliva, Chelo Escrivà, ha manifestado que los alcaldes estarán “muy pendientes” para que se cumplan las obligaciones contraídas esta mañana. 

Por su parte, Bonig ha dicho que el protocolo “desbloquea una reivindicación histórica”. La consellera se ha referido a la publicación de la información pública de la reserva de suelo el pasado 1 de abril para los tramos Gandia-Dénia y Benidorm-Alicante, así como a los servicios combinados AVE-Autobús entre Madrid y Dénia que se iniciaron el pasado 1 de junio con un tiempo de tres horas y 25 minutos para todo el trayecto.

Al respecto, el portavoz del grupo municipal del Bloc en Oliva, David González, presente en el acto, ha calificado el protocolo como “una nueva tomadura de pelo”. El nacionalista ha mostrado su indignación porque no ha habido “ninguna explicación, ni sobre cuándo se ejecutarán las obras, ni los compromisos adquiridos, ni los plazos”, y ha añadido que “a estas alturas, los ciudadanos se merecen más respeto”. 

El Tren de la Costa tendrá ancho internacional y sistemas compatibles con la Alta Velocidad, con una velocidad mínima de diseño de 200 kilómetros por hora y máximas de 300 kilómetros por hora en muchos tramos. Será utilizado por cercanías de altas prestaciones, servicios de AVE Regional y por trenes de Alta Velocidad procedentes de Madrid que enlacen con Dénia y Benidorm.

Su conexión con el TRAM en Alicante, Campello y Benidorm, con FGV en Dénia y con servicios de autobuses facilitará la intermodalidad y lo integrará en el conjunto del sistema de transportes. 

En cuanto a su coste, se estima en 1.330 millones de euros, según lo indicado en el Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana, de los que 560 millones serían competencia del Ministerio de Fomento y 770 millones de la Generalitat, que a su vez asumiría dos tercios con fondos presupuestarios y el resto con capital privado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario