martes, 8 de marzo de 2011

Gobierno multará a ferroviarios

El Gobierno tomará en los próximos días la decisión más polémica contra un gremio desde que gobiernan los Kirchner. El Ministerio de Trabajo oficializará la aplicación de una multa monetaria no convertible en actividades sociales a la Unión Ferroviaria (UF) por haber violado el jueves 24 de febrero pasado la conciliación obligatoria, dictada cinco días antes por la cartera que maneja Carlos Tomada. 

El gremio dispuso ese día no trabajar durante 12 horas (desde la 0 hasta las 12), pese a la vigencia de la medida dispuesta por el Gobierno; como protesta por la detención de José Pedraza, el jefe del sindicato. La decisión oficial implicaba que durante 15 días hábiles, no podría haber cese de actividades ni paros programados o sorpresivos. Sin embargo, el gremio no aceptó la prohibición y realizó su protesta y desde la medianoche de ese jueves, los servicios quedaron paralizados y las estaciones custodiadas por la seguridad pública. 

Ahora, el Gobierno aplicará la ley de legislación laboral, que autoriza al Poder Ejecutivo a avanzar sobre un sindicato que no acepte la decisión oficial vigente durante una conciliación obligatoria, una medida que se tomará por primera vez desde que Néstor Kirchner y Cristina de Kirchner llegaron a la Casa de Gobierno. Lo que impulsó al Gobierno a dar este paso fue el motivo de la protesta de la UF: presionar a la Justicia por la detención de Pedraza. «Si fuera una cuestión laboral, vinculada con despidos o discusiones salariales, no avanzaríamos. Pero el paro fue realizado por una situación judicial y a cuatro días hábiles de la detención de Pedraza», reflexionaba a este diario una fuente oficial al explicar la medida que se conocerá en las próximas horas. 

Lo que molestó también al Gobierno fue que el día de la detención, el martes 15 de febrero, también hubo un paro de actividades, que debió ser levantado inmediatamente por la disposición de la conciliación obligatoria. Sin embargo, los militantes de la UF tardaron casi seis horas en aceptar la decisión oficial. 

Tampoco le gustó al Gobierno que el paro haya sido especialmente preparado y organizado por la UF, que convocó a la huelga desde varios días antes, sabiendo que estaba expresamente prohibido. El gremio llamó con un comunicado que rezaba que «ante los últimos acontecimientos y pese a que en ningún momento interfirió la acción de la Justicia ha detectado una sistemática campaña; convocamos a todos los afiliados a las seccionales a sus respectivas cabeceras, permaneciendo atentos a las directivas que imparta la conducción». El llamado era explícitamente para un«paro y movilización del gremio». 

Pedraza está acusado en el marco de la causa del crimen de Mariano Ferreyra y continúa preso sin el beneficio de la libertad condicional, ante la sospecha de la jueza Susana Wilma López de que esta situación podría provocar el entorpecimiento de la investigación. 

La multa que se le aplicará al gremio será de cumplimiento concreto y en dinero efectivo. El monto (aún por determinar) quedará en custodia del Gobierno hasta que se resuelva la apelación (si la hay) en los tribunales laborales. Si el sindicato luego persiste en realizar paros durante la vigencia de la conciliación obligatoria, la multa será aumentada hasta llegar eventualmente, y en un caso extremo, a la quita de la personería jurídica de la propia UF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario